Ian se degrada a tormenta tropical


El huracán realizó grandes estragos en su entrada a Florida. Cuba sigue en espera de ayuda.

Ian se degradó a una tormenta tropical con vientos de 104 km por hora mientras se desplazaba al noreste hacia el centro de Florida, dejando 2.5 millones de hogares y negocios sin electricidad en medio de árboles caídos y carreteras inundadas por uno de los huracanes más costosos y poderosos en la historia de Estados Unidos.

La tormenta, que arrojó hasta un pie de lluvia en algunas ciudades, continuaba azotando el estado este jueves, con un alto riesgo de inundaciones repentinas, antes de pasar al Océano Atlántico y, desde allí, a Georgia y las Carolinas.

Los ríos en el centro de Florida se han hinchado a un nivel de inundación importante y algunos han establecido récords, según el Servicio Meteorológico Nacional. En todo el sureste de EU, al menos 31 mareógrafos registraban inundaciones.

La tormenta aún podría cobrar fuerza antes de azotar la costa de Estados Unidos, dijo el centro. Al norte de su ruta a través de Florida, continuará cayendo fuertes lluvias sobre Georgia y partes de Carolina del Sur.

Ian podría estar cerca de la intensidad de un huracán a medida que se acerca a la costa de Carolina del Sur”, escribió en su perspectiva Robbie Berg, especialista senior en huracanes de la agencia.

Llegó a tierra el miércoles por la tarde con vientos de 249 kilómetros por hora, empatado como el quinto huracán más fuerte en azotar los Estados Unidos continentales, dijeron Jeff Masters y Bob Henson, meteorólogos de Yale Climate Connections. La monstruosa tormenta empujó un muro de agua hacia Naples, Fort Myers y otras ciudades, inundando autos, derribando edificios y cortando el suministro eléctrico. Las estimaciones de daños de Chuck Watson de Enki Research sitúan la pérdida potencial en unos 69 mil millones de dólares.

El gobernador Ron DeSantis dijo el miércoles que el impacto de la tormenta “va a durar días, semanas, meses y, desafortunadamente, en algunas circunstancias, incluso años”.

Ian, la novena tormenta de la temporada atlántica de 2022, podría producir diluvios hasta Nueva Jersey. Las inundaciones en Georgia podrían dañar la calidad del algodón con muchas plantas listas para la cosecha, dijo Don Keeney, meteorólogo de la empresa de pronósticos comerciales Maxar.

Ian también amenaza con trastornar aún más el ya inestable mercado de seguros de vivienda de Florida. Las aseguradoras más grandes redujeron su presencia en el estado para esquivar las pérdidas provocadas por los huracanes, y las aseguradoras más pequeñas aún activas allí se vieron obligadas a aumentar las primas y reducir la cobertura para mantenerse al día con los litigios y el fraude. En lo que va del año, seis aseguradoras que suscriben pólizas en Florida han sido declaradas insolventes. La destrucción provocada por Ian y la que está por venir podría estirar las finanzas de las empresas que siguen en pie.

Además, la industria de cítricos del estado, que ya está en apuros, también recibirá una prueba no deseada. Más del 90 por ciento de sus arboledas, cargadas de fruta madura, estaban en el camino de los vientos de Ian. Florida, el mayor productor de jugo de naranja de EU, ha estado lidiando con el enverdecimiento de los cítricos que daña la fruta y eventualmente mata los árboles. Los precios de los futuros se disparaban por Ian.

Después de la temporada récord de huracanes de 2005, muchos productores de cítricos en Florida no pudieron restablecer completamente las operaciones, dijo el analista de Rabobank, Andrés Padilla. “El daño intenso a los cultivos podría sacar permanentemente a algunos de los productores del mercado”, agregó.

Fuente: El Financiero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.