¿Se cierra «La Liga?


Existe mucha tensión sobre protestas sobre Nueva Ley del Deporte en España.

Máxima tensión en LaLiga. Como ha adelantado El Mundo y ha podido confirmar AS, los clubes de Primera y Segunda División han puesto sobre la mesa la posibilidad de paralizar la competición como medida de protesta ante el volantazo del PP y el Gobierno en la tramitación de la nueva Ley del Deporte. Este lunes será el día clave para el devenir de esta decisión. Los presidentes de la Comisión Delegada (Atlético, Levante, Sevilla, Betis, Real Sociedad, Cádiz, Getafe, Villarreal, Tenerife, Alavés, Eibar, Las Palmas, Lugo y Huesca) acudirán junto a Javier Tebas, presidente de la patronal, a una cumbre con Miquel Iceta, ministro de Cultura y Deporte, y Franco, presidente del Consejo Superior de Deportes.

La Superliga, los derechos de televisión y la cuota de poder entre los clubes y la Federación son tres de los frentes en los que los clubes de LaLiga toman posiciones. Los presidentes de los equipos consideran que no se tiene en cuenta su opinión y solo se escucha al presidente del Real Madrid. “La Ley del Deporte la está haciendo Florentino Pérez”, aseguran a AS. Los clubes auguran un incremento de choques judiciales (más del vividos en los últimos años) y temen que su estabilidad económica esté en peligro por esta situación. El motivo es la retirada de siete enmiendas presentadas por el PP, que habían sido solicitadas por LaLiga y con las que el PSOE estaba de acuerdo en un principio. El problema surgió hace poco más de una semana cuando el partido liderado por Feijóo retiró dichas enmiendas ante lo que los clubes entienden presiones de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. “Estaban negociando con nosotros y de repente nos dijeron que tenían que escuchar a la otra parte. Dan más importancia la opinión de un club que a la del resto de equipos que conforman LaLiga. La Ley del Deporte la ha cambiado Florentino Pérez”, aseguran fuentes de las negociaciones consultadas por AS. Incluso Tebas ha apuntado hoy en redes sociales al mandatario blanco: “Lo que la Justicia les deniega y el resto de clubes les rechaza, lo intentan conseguir con lobbismo rancio impropio de esta época. Ya lo dijimos, es increíble el poder de una persona (o de un palco)”.

Los clubes de LaLiga solicitaban con dichas enmiendas una protección para el fútbol español ante la posibilidad de que se ponga en marcha la Superliga, cuyo precursor y presidente también es Florentino Pérez. La intención de la patronal era establecer unas medidas de protección similares a las instauradas en Inglaterra. Se quería también denegar licencias para jugar en LaLiga a los clubes que participasen en la Superliga (lo que excluiría a Real Madrid y Barcelona de la Primera División si mantenían su intención de seguir en dicho proyecto). Por otro lado, también se solicitaba el reconocimiento explícito en el proyecto de Ley de los derechos de comercialización de LaLiga. El gran maná del fútbol español. La principal fuente de ingresos de la mayoría de los equipos de LaLiga y un tema en el que también se ha enfrentado judicialmente el conjunto blanco con Tebas. Se teme que sin dicha enmienda que recoja ese reconocimiento se podría crear una inseguridad jurídica que ponga incluso en peligro el acuerdo a 50 años de LaLiga Impulso con CVC.

Hay un tercer punto que preocupa a los clubes y es el creciente poder de la Federación con la redacción de la Ley del Deporte. Actualmente, se solicita un informe a LaLiga ante cualquier cambio que quiera realizar la RFEF en los estatutos, aprobados vía CSD. En la actual redacción no se solicitaría dicho informe a los clubes. Lo que entienden que les deja desamparados al único criterio de la Federación, con la cual están enfrentados en diversos procesos en los tribunales (partidos lunes y viernes, Plan Impulso, Plan Miami…).

La reunión de este lunes en el Ministerio de Deportes será clave para el fútbol español. Acudirán todos los presidentes de los clubes que conforman la Comisión Delegada. Son ellos los que han tenido la iniciativa y los que pretenden que esto no sea un Tebas-Florentino, sino que quieren lanzar el mensaje de que es el fútbol español en general contra la nueva redacción de la Ley del Deporte. Si no se les escucha, una vez analizadas las consecuencias económicas en la última Asamblea de LaLiga, la posibilidad de un parón patronal es un hecho muy probable según aseguran a AS.

Las claves del desencuentro entre los clubes con el Gobierno y el PP

Contra la Superliga. Una de las principales pretensiones de Javier Tebas y de los clubes españoles era tener el respaldo del Gobierno y de lo partidos políticos para proteger a LaLiga de la posible puesta en marcha de la Superliga. Aseguran que solicitaban medidas similares a las pactadas entre la Premier y el gobierno británico. La intención era establecer que los clubes participantes en competiciones no reconocidas por instituciones como la RFEF, UEFA y FIFA, como es la Superliga de Florentino, no puedan a su vez participar en la Primera División. Es decir, dejar a los blancos y azulgrana sin licencia federativa para jugar en España si llegaran a disputar dicho torneo. Los clubes de LaLiga entienden que su creación pone en peligro las ligas nacionales, aunque Real Madrid y Barcelona aseguran que no es así y podrían convivir.

Derechos audiovisuales y de explotación. Existe una gran preocupación en los clubes en este punto ya que consideran que sus ingresos podrían estar en peligro. Se pretendía que la nueva Ley reconociese la potestad de LaLiga en la comercialización de los derechos de TV, que fue autorizado en un Real Decreto Ley en 2015. Se pretendía dar mayor claridad a la potestad de la patronal en desarrollar actividades económicas complementarias. Un punto que ha llevado varias veces el Madrid ante la Justicia. LaLiga entiende que si esta enmienda no se incluye, se crea una inseguridad jurídica que pone en peligro los contratos firmados por todo el mundo y también el acuerdo con CVC a 50 años vista. Esto último todavía está en los tribunales, aunque las medidas cautelares solicitadas por Madrid, Barça y Athletic fueron desestimadas.

Poder de la Federación. En una tercera enmienda los clubes piden mantener una exigencia a las Federaciones que sería retirada con la nueva redacción. Consiste en que cada vez que la RFEF haga un cambio estatutario que afecte a LaLiga, se requiera un informe previo y favorable de los clubes para que el CSD dé el visto bueno. La retirada de este artículo preocupa por la falta de entendimiento entre Javier Tebas y Luis Rubiales.

Texto origina: Diario AS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.