Etiopía y rebeldes pactan un cese al fuego.


En una fecha histórica, y por primera vez en muchos años, se espera un ambiente de paz entre las partes en conflicto.

El Gobierno de Etiopía y los rebeldes de la región norteña etíope de Tigré, en guerra desde 2020, han acordado el fin de las hostilidades, informó el alto representante de la Unión Africana (UA) para el Cuerno de África, el expresidente nigeriano Olusegun Obasanjo. 

«Las dos partes en el conflicto etíope han acordado formalmente un cese de las hostilidades«, anunció Obasanjo en una comparecencia en Pretoria, donde empezó el diálogo de paz entre los dos bandos, bajo el auspicio de la UA, el pasado 25 de octubre.

El alto representante señaló que ambas partes han alcanzado un acuerdo de paz que también implica un «desarme sistemático, ordenado y coordinado«. Además, el exmandatario nigeriano indicó que la UA asumirá «el monitoreo, la supervisión y la verificación de la implementación» del acuerdo. « 

El Gobierno etíope y el Frente Popular de Liberación de Tigré (FPLT) se comprometieron, asimismo, al «restablecimiento de los servicios, el acceso sin trabas a los suministros humanitarios«, así como a la «protección de los civiles, especialmente mujeres y niños«, en Tigré. «Hoy es el comienzo de un nuevo amanecer para Etiopía«, subrayó Obasanjo. 

Tras las declaraciones del alto representante, el viceministro etíope de Asuntos exteriores, Redwan Hussien, asesor de Seguridad Nacional del primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed; y el representante del FPLT, Getachew Reda, firmaron el acuerdo de paz. 

«El nivel de destrucción es masivo. Agradecemos a nuestros hermanos del otro lado por dejar atrás este período. El pueblo de Etiopía exige paz y armonía, desea desarrollo«, afirmó el viceministro etíope. Por su parte, Getachew señaló que «dejaremos atrás el pasado. Lograr la paz ha resultado difícil. Cientos de miles han muerto«, apuntó, por su parte, Getachew, quien manifestó su esperanza de que «ambas partes respeten este acuerdo«. 

Pese a la disposición de los dos bandos a negociar, la situación sobre el terreno se ha visto marcada en las últimas semanas por un recrudecimiento del conflicto, en el que Etiopía, apoyada por tropas de Eritrea, ha tomado el control de varias ciudades de Tigré. 

La guerra empezó el 4 de noviembre de 2020, cuando Abiy ordenó una ofensiva contra el FPLT en respuesta a un ataque a una base militar federal y tras una escalada de tensiones políticas. 

Fuente: El Financiero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.