¿Apple depende de China?


Las condiciones de la empresa FoxConn revelan la dependencia de la empresa a la manufactura China.

Zhengzhou, donde se sitúa la fábrica de Foxconn que manufactura los iPhone de Apple, inició siete días de confinamiento, después de que se detectaran varios casos de Covid-19.

El confinamiento en China de la zona que rodea la mayor fábrica del mundo de teléfonos iPhone, revela los riesgos para la industria manufacturera de la política de «cero Covid» en el gigante asiático, indicaron analistas a AFP.

La Zona Económica del Aeropuerto de Zhengzhou, donde se sitúa la fábrica del gigante tecnológico taiwanés Foxconn, inició el miércoles siete días de confinamiento, después de que se detectaran casos de Covid-19

Centenares de empleados exasperados por sus condiciones de trabajo huyeron de la fábrica, según imágenes virales divulgadas y testimonios recogidos por AFP.

Foxconn es en China el mayor empleador del sector privado, con cerca de un millón de personas trabajando en su treintena de fábricas y centros de investigación.

Foxconn es el principal subcontratante del gigante estadounidense Apple, que además tiene en China a uno de sus mayores mercados.

Los expertos opinan que la fuerte dependencia de la compañía californiana ante China «genera potenciales riesgos, es especial cuando la guerra comercial entre Estados Unidos y China no revela signos de desescalada» según la firma de consultores Dezan Shira & Associates.

Abierta en 2010, la fábrica de Zhengzhou emplea hasta a 300,000 personas, que viven en el lugar o sus alrededores, creando un centro tecnológico en plena expansión conocido como «iPhone city».

Está compuesta por tres fábricas, una de las cuales produce el iPhone 14, el nuevo modelo de Apple

Apple no respondió a las preguntas de AFP sobre cómo el confinamiento está afectando a su producción.

El analista Ivan Lam considera que el cese parcial de trabajo en el lugar generará una pérdida de «10 a 30%» de la producción, pese a que una parte de ha sido temporalmente trasladada a otras fábricas de Foxconn en China.

Según Foxconn, el sitio funciona ahora en «circuito cerrado», con trabajadores obligados a dormir en la fábrica para evitar por razones sanitarias cualquier contacto con el exterior.

Por ello «este incidente debe tener un impacto limitado» en la producción de iPhone en el mundo, opina el analista Ming-Chi Kuo, especialista de productos Apple.

China es la última gran economía en mantener una estricta estrategia contra el covid

Esta política de cero Covid ha generado cuarentenas en cuanto aparecían algunos casos positivos, así como cierres de empresas, lo que ha pesado en las cadenas de suministro.

Para depender menos de China, Apple ya ha decidido subcontratar parte de su producción en India, y ve la posibilidad de hacerlo también en Vietnam.

Las restricciones anti Covid aceleran esta tendencia. En 2020, al inicio de la pandemia, el sitio de Zhengzhou ya había sido confinado durante una semana.

Fuente: El Economista

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.