¿Dónde podemos ver las «superlunas» en este 2023?


Armamos una guía para que sepas cuándo, dónde y cómo ver todas las Superlunas de 2023: los días en los que la luna llena se verá mucho más grande que de costumbre.

Esta nueva vuelta alrededor del Sol arranca con un cielo nocturno cuajado de eventos astronómicos. Como cada año, en 2023 podremos esperar 4 Superlunas: las noches en las que la luna llena se verá un poco más grande y brillante que el resto de las noches. Pero, ¿de dónde viene el término? Y, ¿cuándo ocurrirán exactamente estos eventos astronómicos? Aquí te contamos todo lo que sabemos.

¿Qué es una Superluna?

El término ‘Superluna’ data de hace 40 años, cuando el astrónomo Richard Nolle describió por primera vez a este evento astronómico. De acuerdo con el especialista, sucede cuando «una luna llena […] también está dentro del 90 % de su punto más cercano a la Tierra«. Es decir, su perigeo.

Asimismo, existen dos tipos de superlunas:

  • Superluna llena: aquella que se ve en todo su esplendor, ya que se aprecia completamente redonda (y un poco más grande de lo normal).
  • Superluna nueva: aquella que no se ve en lo absoluto, pues no refleja la luz solar, pero de todas formas se encuentra muy cerca de la Tierra.

¿Cuándo serán las Superlunas de 2023?

Generalmente, de acuerdo con la plataforma de observación SeaSky, la luna se encuentra a 384 mil 472 kilómetros de distancia de la Tierra. En noches de Superluna, sin embargo, esta distancia se acorta. Entonces, nuestro único satélite natural se ve más grande porque físicamente está más cerca de nosotros (no porque haya aumentado su tamaño).

En 2023, estas son las fechas en las que podremos esperar una Superluna:

  • Lunes 3 de julio: a 361 mil 934 kilómetros de distancia
  • Martes 1º de agosto:  a 357 mil 530 kilómetros de distancia
  • Jueves 31 de agosto: 357 mil 344 kilómetros de distancia
  • Viernes 29 de septiembre: 361 mil 552 kilómetros de distancia

En estos días, la luna brillará con una intensidad atípica en la bóveda celeste. Si las condiciones atmosféricas lo permiten, incluso, podrán verse como Lunas de Sangre. Cuando esto pasa, la cara visible se tiñe de un color cobrizo, rojo o incluso púrpura, como un gran hematoma celeste.

Para poder observarla, lo mejor será estar en un lugar despejado, sin mucha contaminación lumínica. Las ciudades congestionadas, generalmente, no son los mejores escenarios, ya que los edificios y cableado público tienden a obstaculizar la observación.

Texto original: National Geographic

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: