¡Ver para creer!: Así se vivió el sismo en Japón


¡Ver para creer!: Así se vivió el sismo en Japón


¡Ver para creer!: Caen grandes trozos de hielo en Rumania


En Rumania, una simple tormenta se convirtió en una pesadilla apocalíptica de graves proporciones.

¡Ver para creer!: Ondas sonoras y poliestireno


¡Ver para creer!: La puerta del infierno


Este cráter, de 30 metros de profundidad y 69 metros de diámetro, es un pozo de fuego enmedio del desierto de Karakum, que arde desde hace más de 40 años y que alcanza temperaturas de mil grados centígrados.

El cráter de Darvaza se formó en el año de 1971, cuando un grupo de ingenieros soviéticos que exploraban fuentes de gas natural vieron colapsar la plataforma, creando la boca del infierno. Ante el riesgo de que se liberaran gases peligrosos a la atmósfera, lo encendieron con la esperanza de que se quemara en unas pocas semanas, pero no funcionó.

Desde entonces la llamada “puerta del infierno” no ha dejado de arder, convirtiéndose en un importante atractivo turístico para la región.

instagram-permanencias-voluntarias

¡Ver para creer!: La puerta del infierno


Este cráter, de 30 metros de profundidad y 69 metros de diámetro, es un pozo de fuego enmedio del desierto de Karakum, que arde desde hace más de 40 años y que alcanza temperaturas de mil grados centígrados.

El cráter de Darvaza se formó en el año de 1971, cuando un grupo de ingenieros soviéticos que exploraban fuentes de gas natural vieron colapsar la plataforma, creando la boca del infierno. Ante el riesgo de que se liberaran gases peligrosos a la atmósfera, lo encendieron con la esperanza de que se quemara en unas pocas semanas, pero no funcionó.

Desde entonces la llamada “puerta del infierno” no ha dejado de arder, convirtiéndose en un importante atractivo turístico para la región.

instagram-permanencias-voluntarias

¡Ver para creer!: Organo en el mar


instagram-permanencias-voluntarias