Hace poco más de 10 años, Nokia era la reina de la telefonía móvil. Sus teléfonos prácticamente indestructibles estaban por todas partes. No sólo eran resistentes, eran cool. Nokia parecía imbatible. Parecía.

Pero la empresa finlandesa se quedó corta en visión, Investigación y Desarrollo y en 2007 se quedó inmóvil durante la presentación del iPhone, que cambió por completo el juego.

Durante esa época, Nokia siguió haciendo lo que sabía hacer mejor: fabricar equipos durables con un diseño muy característico y una gran calidad de manufactura, pero no supo adaptarse a la era de iOS y Android y mantuvo su dolorosamente anticuado Symbian como sistema operativo.

Eventualmente, el error la obligó a asociarse con Microsoft para crear ese monstruo por muchos conocido como Windows Phone, sólo para vender más tarde el negocio a la empresa entonces dirigida por Steve Ballmer y verla unos años después convertida en humo cuando Satja Nadella decidió cerrar la división.

Hoy, muchos, muchos miles de millones de teléfonos vendidos después (sólo el iPhone ha movilizado más de 1,000 millones de unidades), Nokia viene por la revancha, de la mano de su nueva empresa paraguas, HMD Global, y lo hace entregando lo que miles de usuarios le pidieron hace una década: un teléfono con Android.

De hecho, son tres de ellos. En el pasado Mobile World Congress de Barcelona pudimos ver los Nokia 3 y 5, de gama media, y más tarde se presentó el Nokia 8, el flagship que todos esperábamos (hace 6 años). ¿Aún vale la pena? Lo probamos para ustedes.

Diseño y acabados

A pesar de estar bajo el paraguas de HMD, el Nokia 8 conserva la esencia de la línea Lumia, con bordes redondeados, trazos limpios y un cuerpo de aluminio pulido de una sola pieza que le da un acabado suave al tacto, pero sin perder la sensación de solidez.

En el borde superior se encuentra ubicado el puerto de 3.5 mm para audífonos, en el inferior, el puerto USB-C y el altavoz. El reverso muestra la cámara dual, los sens.ores y el flash dual, mientras que en la base del frente, el botón Home, que tiene integrado el lector de huella digital, es flanqueado por los botones de navegación de Android, fuera de la pantalla, que está protegida por un Gorilla Glass 5.

El display, de 5.3 pulgadas, utiliza un panel IPS LCD 2K que cumple sin sorprender.

Rendimiento

El cerebro de este teléfono es un Snapdragon 835, el chip más avanzado de Qualcomm, el que, combinado con sus 4 GB y un Adreno 540 le permite operar con total fluidez en todas sus funciones. Aunque el Nokia 8 se queda detrás de algunos otros competidores de la gama que ya incluyen 6 GB en RAM, la gran mayoría de los usuarios no notarán la diferencia.

En lo que sí se distingue el 8 frente a sus competidores, es en su sistema de enfriamiento, que usa un conducto de cobre para disipar el calor de forma más eficiente. Bien ahí.

Cámaras

Nokia se suma a la moda de ofrecer una cámara dual en el reverso, en este caso, con dos sensores de 13 megapixeles y óptica Carl Zeiss, uno a color y uno monocromático, que pueden usarse de forma independiente o combinada.

La calidad de las imágenes capturadas no resulta espectacular y está por debajo de otros competidores de la categoría, especialmente de Huawei. De hecho, en las pruebas realizadas, es necesario utilizar ambos sensores de forma simultánea para obtener un resultado satisfactorio.

Las cámaras principales pueden grabar video en 4K a 30 fps con lo que Nokia denomina OZO Audio, un sistema de captura de audio envolvente que es difícil de notar al ver el contenido grabado en el teléfono o una televisión.

La cámara frontal es también de 13 MP y también ofrece autofoco con sensor de detección de movimiento.

Sistema operativo

De fábrica, el Nokia 8 viene con Android 7.1.1., Nougat (se espera que actualice a Oreo en cualquier momento) y, lo mejor de todo para aquellos fans del sistema operativo de Google, es que usa una versión pura, así que no sólo tenemos un Lumia en esteroides con Android, sino un Lumia en esteroides con Pure Android.

Batería

Con una capacidad de 3,090 mAh y carga rápida, la gran mayoría de usuarios tendrían suficiente para realizar todas sus actividades y aún llegar a la noche con algo de carga de reserva.

Precio y disponibilidad

El Nokia 8 tiene un precio sugerido en México de 13,999 pesos y está disponible a través de Telefónica y en las tiendas Elektra.

Balance

El flagship de Nokia para este año es un equipo que juega a la segura en la gran mayoría de los aspectos técnicos y cumple con las expectativas en lo que a sobriedad en el diseño y calidad en la manufactura. A pesar de la óptica ZEISS, sus cámaras principales no entregan imágenes espectaculares, aunque cumplen con su función. Todo, enmarcado en un sistema operativo con la

El Nokia 8 tiene todo para ser el favorito de los viejos fans de la marca, pero sólo el tiempo dirá si es que llegaron demasiado tarde a la fiesta o no.

Texto original: Carlos Morales (Forbes México)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s