Un rapidín por Edel López Olán


Mucho se habla de los contendientes al 2018. La pugna se realiza entre un candidato eterno, un candidato a modo y un candidato impuesto, en un país donde la democracia, desde la elección de candidatos, brilla por su ausencia.

El camino al 2018 es muy largo, y definitivamente la elección se ganará se ganará desde la trinchera de la guerra sucia y el desencanto.

Cómo ciudadanos tenemos la obligación de emitir nuestro voto, pero hagámoslo desde la trinchera de la razón y la información, no desde capitales políticos adversos.

México nos necesita, no los candidatos con hambre de poder.

El poder es nuestro, del pueblo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.