Editoriales

Lo bueno. Lo malo. Lo peor por Edel López Olán


Lo bueno

Mexicanos contra el Zika

El Zika se ha convertido en una de las enfermedades endémicas más peligrosas de los últimos años en México. Tres mil casos se han reportado de la enfermedad hasta la fecha y los esfuerzos por erradicar una de las enfermedades virales más peligrosas de los últimos años, han sobrepasado en muchas formas a los esfuerzos de la Secretaría de Salud, sobre todo, por sus reservorios y las condiciones vectoriales de algunas zonas endémicas.

“En lugar de los 2.000 casos reportardos, podríamos estar hablando de 60 mil o 70 mil casos, lo que representa 30 veces más que el número oficial, declaró Mauricio Hernández-Ávila, investigador de la Universidad de Guadalajara y uno de los autores del artículo publicado por el Boletín de la Organización Mundial de la Salud (OMS), algo que preocupa de muchas formas a todos los niveles de gobierno y  de la región.

Los Premios de Investigación de Google para América Latina (LARA) han premiado nuevamente en su sexta edición al proyecto mexicano para predecir epidemias de Zika en la región que a través del uso de la tecnología, buscando solucionar los desafíos de la región. 535 mil dólares se otorgaron a través de 26 diferentes proyectos donde se busca impulsar las iniciativas necesarias para evitar a toda costa los riesgos de la enfermedad y disminuir por su parte, los casos de Zika en la región.

Entre los ganadores se encuentran los mexicanos Edgar Emmanuel Vallejo Clemente y Kevin Islas Abud del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Monterrey, quienes lideran el proyecto “Predicción de epidemias de Zika usando redes sociales y de contacto vectorial”. Los trabajos tienen el propósito de ofrecerle a los pacientes, sistemas de salud y familiares información pertinente sobre el comportamiento de la enfermedad en alguna región y así dar alternativas y soluciones en el campo de la salud pública.

Indicó que también se reconocidos trabajos provenientes de Brasil , Colombia, Argentina y Perú, los cuales son útiles para intervenir, de manera positiva, distintos temas relacionados con salud, educación, medio ambiente, infraestructura y transporte, haciendo uso del Internet de las cosas, el aprendizaje automático, la extracción de datos, los dispositivos móviles, entre otros.

Por su parte, el director de Ingeniería de Google para América Latina, Berthier Ribeiro Neto, apuntó “nada me enorgullece más que apoyar proyectos que proponen soluciones a problemas de personas corrientes, con un gran potencial y que generan un verdadero impacto social”.

Enhorabuena para México y la región.

Lo malo

Una consulta fuera de la ley y el “nuevo gobierno”

La Ley Federal de Consulta Popular publicado en el Diario Oficial de la Federación el 17 de enero de 2014  y en vigor a partir del 15 de marzo de 2014 dice en su Capítulo II que solo podrán solicitar una consulta popular:

  1. El presidente de la república.
  2. El equivalente al 33% de los integrante de cualquiera de las cámaras y congresos.
  3. Ciudadanos en un número equivalente, al menos, al dos por ciento de los inscritos en la lista nominal de los electores.

Sí, en primera instancia, la consulta popular que determinó el destino de Nuevo aeropuerto en Texcoco, se encuentra fuera de la ley.

Andrés Manuel López Obrador puso sobre la mesa una de las más polémicas y extrañas decisiones de su gobierno: cancelar el proyecto en Texcoco,  una de las obras insignes de Peña Nieto (y porqué no también decirlo, cargada de malos manejos y corrupción) y también uno de los principales objetivos de un gobierno entrante que, en su afán de gestión anticipada, salto muchos puntos que la ley dicta sobre las famosas consultas populares.

La petición de consulta debe ser presentada al congreso, avalada y aprobada por la mesa directiva para que se adapte a los formatos correspondientes establecidos (Artículos 13 al 15), sin embargo, dicha consulta sigue saliéndose de la ley; ya que si un ciudadano la propone (porque a pesar de que sea el presidente electo, sigue siendo un ciudadano) debe soportar dicha propuesta con el apoyo ciudadano en un número equivalente, al menos, al 2% de los inscritos a la lista nominal de electores (Artículos 21 al 57) y dicha petición debe ser presentada al presidente de la mesa directiva de cualquiera de las cámaras (Artículo 20) y que son documentos que, hasta el momento, Andrés Manuel no ha presentado, ni siquiera en los momentos y tiempos establecidos por la constitución.

Así, como parte de este comienzo de pifias y desencantos, el gobierno MORENISTA de Andrés Manuel demostró de nuevo que los gobiernos apegados a la legalidad no existen, qué, si un hombre con toda esa carga y arrastre que tiene el ahora presidente electo, tiene la irresponsabilidad de saltarse todos los puntos de una ley plasmada en nuestra constitución por una revancha política y probablemente personal, el día de mañana, sin ningún tipo de escrúpulo y con la mano en la cintura podrá violentar la ley sin medir la conciencia de por medio. Hoy aunque a muchas personas les parezca un ataque al nuevo gobierno, la consulta, su resultado y sus derivados son una terrible afrenta y un punto más a la larga lista de atentados contra la ley y los mexicanos.

Lo peor

Una democracia a modo en un país sin memoria.

Hablar de los artículos 58 al 65 de la Ley Federal de Consulta popular queda de sobra en este punto. El desafortunado ejercicio que coordinó las oficinas de MORENA, hoy, en un absurdo pertinente, es llamado democracia.

La democracia (del latín tardío democratĭa, y este del griego δημοκρατία dēmokratía) es una forma de organización social que atribuye la titularidad del poder al conjunto de la ciudadanía. En sentido estricto, la democracia es una forma de organización del Estado en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta que confieren legitimidad a sus representantes. En sentido amplio, democracia es una forma de convivencia social en la que los miembros son libres e iguales y las relaciones sociales se establecen conforme a mecanismos contractuales.

En una utopía, la democracia es la forma real de crear un equilibrio entre los gobernantes y sus gobernados, es, mediante la acción popular, la representación total de esa sinergia que faltó de una forma descarada en esta pantomima llamada consulta popular.

Andrés Manuel López Obrador y el partido MORENA hablan de una democracia con solamente el 1% de la población inscrita al padrón electoral votando en las urnas de una consulta a todas luces fuera de contexto, tendenciosa y fuera de la ley. Todos, absolutamente todos los defensores de las acciones de López Obrador, hablan y se vitorean sobre el resultado de una consulta que no solo dejó mal parado a México ante las decenas de calificadoras mundiales, sino que, en un aire revanchista, disfrazan de democracia un sentimiento pueril que fue lo que impulsó a las urnas a muchas personas sin ningún tipo de cuestionamiento al procedimiento de la misma.

La democracia se ha convertido en un tema polémico en un país que la aplica a modo. Hoy, aquel cercano ejercicio democrático donde MORENA se coronó como ese partido que arrasó a base de votos en cada una de las trincheras del país, se convierte en un fantasma cuando ese mismo partido la aplica cobijados por las mieles del poder.

México tiene mucho por aprender de este ejercicio. México debe aprender que los votos emitidos desde el enojo justificado por años y años de corrupción, no siempre son los correctos; debe aprender que somos más que una horda de entidades enojadas con un sistema que siempre nos controla y manipula a conveniencia. Debe aprender a que si algo está fuera de la ley, no podemos combatirlo con algo fuera de la ley. Debe aprender, que a pesar de tantos años de malos manejos, seguimos siendo esa carne de cañón que se ocupa sin piedad, a conveniencia.

Así empezarán seis años, con una “autoridad moral” que se difumina tanto como el estéril concepto de democracia que los llevó al poder.

“Cuando el pueblo es manipulado y decide sin información, es el peor de los sistemas políticos, el último estado de la degradación del poder, la degeneración de la democracia”

Polibio

Hasta la próxima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.