El avión presidencial de México no se vendió. El Boeing 787-8 José María Morelos y Pavón regresó de su estancia de un año en Estados Unidos, así lo anunció en la mañanera de hoy el presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, señaló que también tienen otras dos opciones: venderlo a una sociedad de 12 empresas o que las Fuerzas Armadas lo renten por hora.

“Continua el proceso de que se encuentre un comprador, lo segundo es que sea una venta compartida y nos gustaría que fueran empresas mexicanas, hay una propuesta de vender 12 acciones a 12 empresas para que el costo sea menor y estas empresas lo puedan utilizar para sus ejecutivos”, explicó López Obrador.

Señaló que el avión presidencial saldrá de California al terminar su mantenimiento y certificación, después será enviado al Hangar presidencial o a la base aérea de Santa Lucia.

Captura de pantalla video Facebook Gobierno de México

López Obrador informó que el avalúo de la aeronave bajó de 150 mil millones de dólares a 130 mdd, y aclaró que si hubo compradores en California, pero “no queremos malbaratarlo”, por lo que se tomó la decisión de traerlo a México.

El 3 de diciembre de 2018, el avión presidencial partió a las 11:00 horas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) rumbo al Aeropuerto de Logística del Sur de California.

Fuente: Radio Fórmula