La lava lleva al mar en las Islas Canarias


Lo peor del proceso no ha terminado, aseguran los científicos.

Este martes ha alcanzado el mar la lava del volcán Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma (España), después de que entrara en erupción la tarde del pasado domingo 19 de septiembre. Desde entonces, el volcán ha expulsado más de 46 millones de metros cúbicos de lava, que han avanzado poco a poco hacia el Atlántico a más de 1.000 grados centígrados.

A las 11:13 de la noche (hora local) del martes, el área de Seguridad y Emergencias del gobierno de Canarias confirmó que la lava había llegado a la costa de Tazacorte. Minutos después, el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) detalló que la colada de lava tocó el mar de Playa Nueva. 

Las autoridades locales instaron a la población que vive en la zona de Tazacorte a resguardarse en el interior de sus viviendas. “El contacto de la lava con el mar puede generar explosiones y gases nocivos para la salud”, advirtieron

Se esperaba que los ríos de lava hubieran llegado al mar hace una semana, pero finalmente no lo hicieron debido a que las coladas ralentizaron su ritmo (primero de los 700 metros por hora a los 300) hasta quedar casi paralizadas. 

Sin embargo, el aumento de la explosividad del volcán en los últimos días ha dado un nuevo impulso a las lenguas de fuego, debido a que desde entonces el fluido incandescente es más líquido y circula sobre coladas anteriores, es decir, sobre terreno más liso.

En el transcurso de este martes, la lava superó la carretera de La Costa, entró en Tazacorte y se acercó hasta alcanzar el mar poco antes de la medianoche.

El Consejo de Ministros ha aprobado la declaración de zona catastrófica para la isla y ha anunciado un paquete de ayudas socioeconómicas, la primera de ellas se concreta en 10,5 millones de euros de ayudas para las familias palmeras que han perdido sus viviendas.

Cuando el magma caliente entra en contacto con el agua del mar se produce un enfriamiento de la lava y comienza a emitirse una mezcla de vapor y gases a la superficie. Posteriormente se acabará sedimentando y formando parte de la propia tierra.

Se espera que el contacto de la lava con el agua del mar, a unos 25 grados centígrados, pueda producir fenómenos explosivos en estos primeros momentos, debido al rápido enfriamiento del fluido caliente. Igualmente, se espera que se generen gases tóxicos, lanzando a la atmósfera partículas muy finas de ácido clorhídrico y de vidrio. Estos gases son peligrosos para la salud, y pueden provocar irritación de ojos y piel y problemas respiratorios.

Es por ello que se recomienda a los vecinos de la zona que mantengan sus casas cerradas y eviten salir y, si no pueden hacerlo, que utilicen mascarillas y gafas. En este contexto, y ante la proximidad de la llegada de la lava al mar, las autoridades de la zona decretaron el confinamiento de varias localidades de la isla: San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa, ubicadas en la zona costera del municipio de Tazacorte.

De momento, la nube de óxido de azufre emitida por las bocas activas del volcán ya llegó a las costas africanas y a parte del continente europeo, aunque a distancias muy elevadas, lo que la hacen poco visible y prácticamente inocua para la salud de las personas y de la fauna y flora.

Se calcula que la emisión de este gas a la atmósfera es de entre 6.000 y 9.000 toneladas diarias, según la estimación del Instituto Volcanológico de Canarias.

Fuente: RT noticias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .