Sí, son iguales


Por Alejandro Cacho (El Heraldo de México)

Andrés Manuel López Obrador lo ha pregonado a los cuatro puntos cardinales. Desde candidato, y luego como Presidente, se ufana de ser diferente, no somos iguales, no somos corruptos, no nos mueve el cargo, tenemos ideales. Para su mala fortuna, los hechos lo desmienten. Tan sólo en los últimos días ocurrieron tres hechos que así lo demuestran.

El primero es la escisión en el Senado para conformar una bancada independiente. Germán Martínez, aunque no es militante de Morena, se aparta del grupo que encabeza Ricardo Monreal. Gustavo Madero se aleja del PAN. Emilio Álvarez de Icaza seguirá siendo independiente. Nancy de la Sierra y Alejandra León Gastélum se desmarcan del Partido del Trabajo. Los cinco enfrentarán distintos escollos legales para conformar la bancada independiente para sumarse a las ocho que ya existen (PAN, PRI, PRD, Morena, Movimiento Ciudadano, PVEM, PT y PES) y obtener todas las prerrogativas de ley.

El objetivo principal de esos cinco senadores, en voz de Germán Martínez, es contribuir al debate parlamentario para analizar y votar en completa libertad cualquier iniciativa. En otras palabras, no estar obligados a votar las iniciativas presidenciales sin cambiarles una sola coma, pero tampoco rechazarlas por sistema. El mensaje implícito es que, en Morena, como en todos los demás partidos, las órdenes de la cúpula coartan la libertad de disentir. Son iguales.

Otro caso que coloca a los morenistas al mismo nivel que el resto de los políticos, es la decisión para favorecer a Clara Luz Flores, en Nuevo León. Resulta que el cabildo de Escobedo decidió otorgar —a partir de mañana— 11 escoltas a la expresidenta municipal y excandidata de Morena. Además, estarán armados y contarán con vehículos blindados. Todo pagado con recursos públicos. El costo será de entre 7 y 8 millones de pesos durante los próximos tres años. Son iguales.

El tercer ejemplo de que el poder los hace iguales ocurrió en Chiapas. Elvia Martí, una tiktokera local, provocó el escándalo cuando subió a sus redes sociales fotos y videos de un paseo en helicóptero por el majestuoso Cañón del Sumidero. Eso no tendría nada de malo si no fuera porque es esposa del coordinador de traslados de vacunas contra COVID-19 del IMSS-Bienestar y porque el helicóptero que utilizó para su paseo pertenece a Protección Civil de Chiapas y sirve, precisamente, para el reparto de vacunas. Su marido ya fue cesado, pero no importa, son iguales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .