Banco Central Europeo: Las tasas de intereses seguirán aumentando


La probable recesión que amenaza al mundo sigue siendo una interrogante.

El Banco Central Europeo (BCE) duplicó su tasa de interés clave al nivel más alto en más de una década, intensificando su andanada contra la inflación récord ante una probable recesión.

Los legisladores de Fráncfort dieron a conocer un segundo aumento consecutivo de tres cuartos de punto este jueves, como esperaban los economistas. Eso lleva la tasa de depósito, que estaba por debajo de cero en julio, al 1.5 por ciento.

Al seguir adelante con los aumentos incluso cuando la agitación del mercado energético golpea la economía de la zona euro de 19 países, el BCE reafirmó su compromiso de recuperar el control sobre los precios que están aumentando cinco veces el objetivo del 2 por ciento.

La medida coincide con el ritmo reciente de la Reserva Federal, cuyo asalto a la inflación comenzó antes, y ha impulsado al dólar a expensas del euro. Canadá, sin embargo, despistó a los inversores el miércoles al desacelerar inesperadamente la velocidad de su ajuste monetario a medida que su economía coquetea con una recesión.

Los mercados monetarios redujeron levemente las apuestas por alzas de tasas, valorando 56 puntos básicos de ajuste en diciembre frente a 58 puntos básicos antes.

Los funcionarios también endurecieron los términos de más de 2 billones de euros (2 billones de dólares) de préstamos ultrabajos de la era de la pandemia a bancos conocidos como TLTRO. Los acuerdos se habían vuelto problemáticos después de que las recientes y rápidas subidas de tipos permitieran a los prestamistas depositar efectivo de TLTRO en cuentas del BCE y obtener ingresos sin riesgos.

Cambiar las condiciones retroactivamente conlleva riesgos legales y podría hacer que los bancos desconfíen de ofertas similares en el futuro, socavando su efectividad. El director financiero de Deutsche Bank, James von Moltke, dijo el miércoles que estaría “decepcionado” si los términos se ajustaran cuando los bancos se inscribieran “fielmente” para mantener el flujo de crédito.

Los funcionarios también redujeron los intereses que pagan por las reservas que los bancos deben mantener en el BCE para igualar la tasa de depósito.

Con la presidenta Christine Lagarde y sus colegas moviéndose en incrementos que parecían casi inconcebibles a principios de este año, la atención se está desplazando hacia cómo se pueden elevar los altos costos de los préstamos a medida que los hogares se enfrentan al aumento de las facturas de calefacción e hipotecas.

Algunos funcionarios han indicado públicamente que la medida de este jueves podría no ser la última de esa magnitud, un tema sobre el que se interrogará a Lagarde cuando celebre una conferencia de prensa a las 2:45 p. m. hora local. Los analistas encuestados por Bloomberg ven que la tasa de depósito alcanzará un máximo del 2,5 % en marzo, aunque esperan que el ritmo de aumentos disminuya después de este mes.

Será difícil determinar la dosis adecuada de ajuste monetario. Si bien los precios del gas natural, que se dispararon después de que Rusia invadiera Ucrania, han caído más de dos tercios desde el verano, los funcionarios temen que la inflación se esté ampliando en bienes y servicios y podría generar expectativas de mayores ganancias.

Fuente: El Financiero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.