Cómo sobrevivir al aislamiento


12 pasos para entender por qué México cayó de categoría


La calificadora S&P Global Ratings bajó este jueves la calificación soberana de México a ‘BBB’ desde ‘BBB+’, al prever un impacto pronunciado en la economía por la propagación del coronavirus.

El ajuste se realizó derivado del golpe que el COVID-19 dará a las economías de México y Estados Unidos, su principal socio comercial, y de la caída en los precios internacionales del petróleo.

¿Esto qué significa?

1. La calificación ‘BBB’ significa que el deudor tiene la capacidad para cumplir con sus compromisos financieros, según S&P. Sin embargo, las condiciones económicas adversas o las circunstancias cambiantes tienen mayor probabilidad de debilitar la capacidad emisor para cumplir con sus compromisos financieros.

2. Una calificación ‘BBB’ se encuentra en el noveno escalón de la metodología de Standard & Poor’s, a dos escalones de las notas consideradas especulativas.

3. Una baja en la calificación de la deuda de cualquier país implica pasar a un grado de riesgo mayor, lo que se traduce en la necesidad de dar un mayor ‘premio’ en la compra de papeles de deuda que se emitan en moneda extranjera. Es decir, significa que deberá pagar más por el financiamiento externo. La deuda se vuelve más cara.

4. Otra implicación se relaciona con el hecho de que algunos fondos de inversión que invierten solamente en naciones con cierto grado de calificación dejarían de comprar papel de naciones que han visto una reducción en su nota por parte de las agencias.

Por ejemplo, una firma que compra solo deuda de naciones con nota ‘BBB’, para arriba, retirarían su inversión en la deuda mexicana si esta es rebajada. Es decir, hay riesgos de una salida de capitales.

¿Por qué?

5. En su explicación, S&P Global Ratings dijo que prevé un impacto pronunciado sobre la economía mexicana derivado de la combinación de impactos como la pandemia del nuevo coronavirus COVID-19, tanto en México como en Estados Unidos, su principal socio comercial, y de la caída en los precios internacionales del petróleo.

6. Estos shocks, aunque son temporales, empeorarán la ya débil dinámica de la tendencia de crecimiento para 2020-2023, que refleja, en parte, menor confianza del sector privado y el poco dinamismo de la inversión, detalló.

7. Analistas esperan una contracción económica de México este año. El consenso es de -3 por ciento, aunque algunas estimaciones son de una caída superior al 5 por ciento.

¿Qué sigue?

8. La perspectiva de la nota es negativa, lo que indica una posible nueva rebaja en los próximos meses. Esto en caso de una ejecución de políticas irregular o no efectiva.

Así como “el potencial debilitamiento de las finanzas públicas, debido al difícil balance entre sostener el crecimiento del PIB dada la baja base tributaria no petrolera del país y la rigidez en el gasto, y la creciente presión sobre Pemex, un potencial pasivo contingente para el soberano”.

9. Sobre la petrolera estatal, S&P abundó que el perfil financiero de Petróleos Mexicanos (Pemex) se ha debilitado significativamente durante los últimos cinco años y se ha vuelto más vulnerable en medio de la baja en los precios del petróleo.

10. La calificadora indicó que el cambio en la política de energía bajo el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador incrementa la dependencia de Pemex para la producción petrolera e inversión en México.

11. Indicó que esperan que el Gobierno tome medidas para contener la ampliación del déficit fiscal que proyectamos y el incremento en la carga de la deuda soberana como resultado de la desaceleración económica –provocada por los recientes shocks externos.

12. Agregó que la prolongada debilidad de su desempeño fiscal y el consecuente aumento en la deuda, o el riesgo de una implementación débil de políticas, podría tener como consecuencia una nueva rebaja de la calificación.

Aunque por el contrario, podría revisar la perspectiva a estable durante los siguientes dos años bajo un escenario en el que haya una política económica efectiva que aliente la confianza de los inversionistas, y continúe manteniendo déficits fiscales moderados, podría revertir la debilidad estructural del panorama de crecimiento del PIB, lo que ayudaría a estabilizar las finanzas públicas y a sostener la flexibilidad fiscal.

Aunado a las medidas para contener los potenciales pasivos contingentes que representan las empresas propiedad del gobierno en el sector de energía o para aumentar la base tributaria no petrolera, que podría evitar una erosión del perfil financiero del soberano.

Texto original: El Financiero

Fase 2: ¿En qué consiste?


La estrategia y Barbosa


Por Javier Risco (El Financiero)

Confío en las autoridades de Salud de este país. Confío en la capacidad del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el Dr. Hugo López-Gatell; no hay ningún especialista en este país que no valore su experiencia y su conocimiento. Desde los medios tienes la oportunidad de escuchar todo el tiempo voces y situaciones en otros países, distintas estrategias de gobierno y mensajes para detener esta crisis mundial. Esto permite comparar e investigar. En nuestro país, desde hace varias semanas, se ha explicado hasta el cansancio a lo que le ha apostado el gobierno de López Obrador. La estrategia del gobierno para hacer frente al Covid-19 parte de las predicciones de un modelo matemático con el cual se asume que NO SE PUEDE DETENER la pandemia, pero sí se puede ADMINISTRAR para que dure más, de esta manera se evita un colapso al sistema de salud y no se hunde la economía del país, sobre todo de los que viven al día. Ahí está el planteamiento. Para explicarlo mejor han dicho que lo que quieren es “aplastar la curva”. Incluso ayer, el Dr. Juan Luis Mosqueda, director general del Hospital del Bajío y uno de los voceros del gobierno ante la crisis, ha señalado que si funciona esta estrategia de contención, la reclusión en nuestro país durará mucho más, podría llegar hasta agosto –estamos a cinco meses de esto–. ¿Funcionará? Hoy nadie lo sabe, cualquier mexicano, estoy seguro, reza porque así sea, porque las autoridades logren administrar esta epidemia y que México se convierta en un caso de éxito, que este país le dé una lección al mundo, ojalá suceda… si no también habrá tiempo para señalar a los responsables de los errores y omisiones.

Para lograr “aplastar la curva”, están en marcha varias medidas propuestas por el gobierno: la jornada nacional de sana distancia, la suspensión de clases a nivel nacional, la suspensión de eventos y reuniones de más de 100 personas, y la suspensión de actividades laborales que requieran movilización. En resumen, es el aislamiento, permanecer en casa la mayor cantidad de tiempo posible, salir a la calle sólo a lo indispensable.

Mientras las autoridades se quiebran la cabeza para comunicar esto con campañas que incluyen a la heroína ‘Susana Distancia’ y dan todos los días una conferencia a las 19 horas, hay voces irresponsables e ignorantes que, dada su importancia, podrían tener eco en una población que está expuesta a todo tipo de mensajes sin filtros. Me refiero a la declaración hecha ayer por el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa: “¿Quiénes están contagiados ahorita? Seguramente hay mucha gente de las 40 personas, algunos son padres de familia, sí, la mayoría son gente acomodada, eh, ¿sí lo saben o no? Si ustedes son ricos tienen el riesgo, si ustedes son pobres, no; los pobres estamos inmunes”. Qué peligroso es gobernar desde la ignorancia. Dar declaraciones como ésta puede tirar todo un proyecto de comunicación responsable. Podría sonar absurdo, pero las autoridades nacionales deben salir a desmentir estas declaraciones y advertir la ignorancia en las palabras del gobernador de Puebla.

Sigamos escuchando las voces de los especialistas que todos los días a las siete de la noche tratan de resolver una crisis que apenas comienza en este país. Ojalá funcione la estrategia, tomarán más tiempo las medidas, pero no se colapsará el sistema de salud; pronto sabremos si fue la mejor decisión. En tanto, señalemos a esos funcionarios públicos, empresarios y gobernadores que han usado sus plataformas para engañar e irresponsablemente mal informar en tiempos donde lo más valioso es poner en la primera fila a científicos y especialistas.

#QuédateenCasa


El Waterloo de Napito


Por Darío Celis (El Financiero)

El lunes por la tarde hubo un intenso jaloneo en la Cámara de Senadores entre Napoleón Gómez Urrutia y su grupo de cuatro senadores de Morena, con la presidenta de la mesa directiva, Mónica Fernández.

La tabasqueña, aliada con Ricardo Monreal, fue muy clara con el líder minero: “si no cambias tu dictamen para modificar el 15-A de la Ley Federal del Trabajo y no respetas los acuerdos con el Ejecutivo, los sindicatos y los empresarios, el dictamen no pasa al Pleno”.

‘Napito’ ya había convocado a las comisiones unidas de Trabajo y Puntos Constitucionales para una reunión el martes por la tarde, pero ante el enfrentamiento con la presidenta del Senado, la Junta de Coordinación Política y la mayoría de los senadores de estas comisiones le hicieron vacío y lo dejaron solo.

El senador plurinominal no tuvo más remedio que aplazar la reunión, culpar a “fuerzas oscuras” y frenar la iniciativa sobre la casi desaparición del outsourcing y sus ocho millones de empleos.

Muchos miembros de la Junta se preguntan ¿por qué Napoleón se empecina en sacar adelante un dictamen parcial que ya fue rechazado, no obstante que ese mismo órgano le habían pedido modificarlo e incluir las conclusiones del Parlamento Abierto y del grupo de expertos?

Más de un senador dijo que el verdadero interés del ‘Napito’ es hacer una ley a modo para que sea su sindicato y otros dirigentes sindicales quienes ofrezcan el esquema de subcontratación en las plantas maquiladoras, sobre todo en la industria automotriz.

La controversia entre Gómez Urrutia y Fernández se dio cuando la presidenta del Senado conoció el ‘nuevo’ dictámen con el que aquél quería sorprender al Pleno presentando casi el mismo dictámen aprobado por la Comisión del Trabajo que él preside, pero rechazado por los partidos de oposición y por el líder de los senadores de Morena.

Las “fuerzas oscuras” que detuvieron el madruguete de ‘Napito’ tienen nombre y apellido: la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde; el director del IMSS, Zoé Robledo; la Secretaría de Hacienda, de Arturo Herrera; la CTM, de Carlos Aceves del Olmo; y los organismos empresariales aglutinados en el Consejo Coordinador Empresarial, que preside Carlos Salazar, entre otros.

En la Junta de Coordinación Política y en el Senado en general hay un grupo de legisladores que saben que ‘Napito’ no va a detener sus sueños de grandeza de utilizar su curul para pasar leyes que fortalezcan el tipo de sindicalismo antidemocrático que representa, aún por encima de los trabajadores.

En las vísperas de la ratificación del T-MEC entre los gobiernos de Andrés Manuel López ObradorJustin Trudeau y Donald Trump, quiere lograr por la puerta de atrás del Senado lo que nunca ha podido ser por la buena: un dirigente sindical que parezca demócrata.

El pulso de la El pulso de la república-Permanencias-Voluntarias

El pulso de la república