Una enfermedad sin nombre: la historia de Cohen Bramlee


Anuncios

El dolor de la destrucción


Brasil: Entre el infierno y la contradicción


Con AMLO: ¿Creció la producción del petróleo?


Texto original: El Sabueso (Animal Político)

Andrés Manuel López Obrador presumió que con su gobierno se estabilizó la caída en la producción de petróleo, que ya no hay tendencia a la baja y que ya hasta se produce más de lo que se producía en el gobierno anterior. Pero los mismos datos de Petróleos Mexicanos sobre producción de hidrocarburos lo contradicen.

AMLO-finanzas-permanencias-voluntarias

El presidente habló de producción petrolera en su conferencia de prensa de este viernes al responder sobre la posibilidad de demandar a las calificadoras que han dado una mala calificación a Pemex.

“Esto que hicieron (las calificadoras), que sabían que se estaba endeudando a Pemex como nunca en los últimos cuatro años, (que iba) creciendo la deuda, iba cayendo la producción de petróleo y, sin embargo, le aumentan la calificación a Pemex. Llegamos nosotros a corregir —ya se estabilizó la caída, ya estamos produciendo un poco más (de petróleo) de lo que se producía cuando nos dejaron el gobierno y una tendencia a la baja— apenas llegamos y empiezan a hablar de que iban a bajar la calificación”.Pero, ¿había una tendencia a la baja?, ¿ya ha aumentado la producción petrolera como dijo el presidente?

En el sexenio anterior sí comenzó una caída en la producción de hidrocarburos. En 2014 se producían 2 mil 788 miles de barriles diarios y en 2018 la producción cerró con 2 mil 071, según las estadísticas petroleras disponibles en el portal de Petróleos Mexicanos.

Pero esa caída no se ha revertido, como dijo López Obrador.

En noviembre de 2018, el último mes del gobierno de Enrique Peña Nieto y antes de la gestión actual, la producción de hidrocarburos fue de 1,931 mil barriles por día. Y para junio pasado —el último mes del que se tiene registro— la producción fue de 1,909 barriles.

Es cierto que durante 2018 hubo una tendencia a la baja en la producción petrolera, pero enero de 2019 fue el mes con menor producción en los últimos 12 meses y, a la fecha, no se ha logrado alcanzar los niveles de hace un año.

Si se compara la producción de crudo del primer semestre de 2018 con el mismo periodo de 2019, hay una disminución de 11%.

Y, ¿cómo va la deuda?

Las cifras oficiales de PEMEX, al 31 de diciembre de 2018, muestran que la deuda financiera total ascendía a 2,082,286 millones de pesos. Para el 30 de junio de 2019 esta cifra descendió a 2,000,922, lo que representa una variación de -3.9%.

Pero la deuda a corto plazo registró un aumento de 45.6% al pasar de 191 mil 796 millones de pesos en diciembre de 2018, a 279 mil 220 en junio de este año.

López Obrador dijo que en los primeros meses de su gobierno se corrigió la caída en la producción, lo que es falso; y que se estabilizó la deuda pero aunque la deuda financiera total si ha registrado un descenso del 3.9%, la deuda a corto plazo aumentó 45%.

Fuente: Animal Político

El amazonas: ¿Sigue el infierno?


¿Era malo sonreír?


Los libros de texto en México…¿Retrasada la entrega?


Por Itxaro Arteta (Animal Político)

El lunes 26 de agosto inician las clases de educación básica de todo el país, de preescolar a secundaria, pero en este último nivel se registran retrasos en la entrega de libros de texto gratuitos, después de la tardanza en las convocatorias para licitar la impresión de materiales y la adjudicación directa de la mayoría de contratos.

Datos de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), actualizados al 11 de agosto -dos semanas antes del arranque del ciclo escolar-, mostraron que el envío de libros de secundaria a los estados llevaba apenas un 41.5% de avance.

Es decir, que faltaban más de 10 millones de libros por enviar en este nivel, que luego todavía tienen que ser repartidos en las escuelas.

Comunicación Social de la SEP explicó que el retraso se debe a que los libros de secundaria fueron los últimos en imprimirse, casi un mes después que el resto. Esto debido a que para este nivel se encargan a las editoriales y no los hace directamente la SEP, y luego tienen que pasar por aprobación de los estados y no solo central. Una vez que son elegidos los que se van a utilizar, se empiezan a encargar, lo cual hace más lento su proceso desde la impresión hasta la entrega.

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma Barragán, aseguró este miércoles que se estaban entregando alrededor de dos millones de libros por día, y que el lunes que inicien las clases estarán en manos de los niños más del 90%.

Las cifras oficiales de la SEP, de entre el 14 y el 18 de agosto, revelan que hasta ahora se han entregado 148 de los 176 millones 495 mil 125 libros de texto gratuitos programados para educación básica, es decir, el 84%.

Pero en el desglose por nivel de la Conaliteg se puede ver que mientras los de primaria están casi totalmente entregados, el retraso en entrega se ha dado principalmente en nivel secundaria, tanto regular como modalidad telesecundaria.

El caso más grave es Nuevo León, donde el 11 de agosto todavía no se había enviado ni uno del millón 660 mil libros que hacen falta para el arranque de clases. Le siguen Coahuila y Baja California Sur, que llevaban 16 y 17% de avance, respectivamente.

De hecho, 23 estados no habían recibido ni la mitad de los materiales necesarios para este nivel escolar, mientras que el que mayor avance lo llevaba Campeche, con 70.8%.

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de Oaxaca confirmó a Animal Político que todavía les faltaban los libros de secundaria  de Historia y Civismo, en los que se modificaron contenidos, y el de Geografía, un nuevo material con aplicaciones y pasta dura para que dure más y puedan usarlo varias generaciones de niños, según anunció la semana pasada Moctezuma Barragán.

Los lugares más alejados de las grandes ciudades y con mayores niveles de rezago son los que más esperan los libros. En Colima, por ejemplo, aunque se reporta el envío de 44.6% de libros de secundaria, la semana pasada todavía no habían recibido ninguno en las oficinas del Consejo Nacional de Fomento Educativo (Conafe), que es el organismo que se encarga de escuelas comunitarias y para poblaciones marginadas. El enlace del organismo en ese estado, Luis Alberto Arau, explicó a Animal Político que están en espera y aún no tienen noticias de cuándo pueden tener los libros.

“Tenemos el total de libros de texto de primaria y están por llegar los libros de secundaria. Esos todavía no. Están por avisarnos de los almacenes de aquí de la Secretaría (de Educación Pública)”, dijo.

“Ya tenemos aquí en el almacén de la coordinación los correspondientes a preescolar y primaria, y la distribución va a suceder durante los próximos días, en la próxima semana. La idea es que el 26 de agosto los alumnos cuenten con los libros en sus comunidades. El procedimiento es que nosotros acudimos por ellos a los almacenes de la Secretaría, los traemos aquí, hacemos los paquetes correspondientes para cada municipio, y en cada municipio hay una cita para padres de familia y maestros donde acuden a recogerlos”.

En abril pasado se dio a conocer que la impresión de libros de texto llevaba un retraso de cuatro meses, ya que el proceso debía haber empezado en diciembre, pero la licitación para asignar a la empresa que los produciría se había diferido 10 ocasiones. En mayo se terminó de contratar la impresión de libros, pero finalmente el 87% se hizo por adjudicación directa.

En cuanto a libros de telesecundaria, que es el sistema utilizado en comunidades alejadas donde no hay acceso a instalaciones y profesores suficientes, el avance de distribución de libros a los estados es de 43.8%, según Conaliteg. La cobertura es muy similar en todo el país. Destaca el caso de Colima, donde apenas han llegado 22.4% de los materiales, y en el extremo opuesto Quintana Roo y Ciudad de México, donde han llegado 64.8 y 56.1%, respectivamente.

Primaria es el nivel más cubierto, ya que en promedio nacional se reporta un avance de 96.4% de libros enviados, y todos los estados tienen ya más del 90%.

A nivel preescolar, la distribución va en 85.3%. El mayor retraso estaba en San Luis Potosí, pero con solo 72.2% de material enviado.

La indicación dada a las dependencias educativas del país es que el lunes 26 todos los niños del país empiecen el curso con sus materiales.

“En otras ocasiones sí nos tardábamos un poquito más porque la distribución la hacíamos a partir del día que entraban los niños; en esta ocasión la indicación es que el mero día 26 los niños tengan el material”, explica el enlace de Conafe en Durango, María del Pilar Espino.

“Ahorita nuestra gente está saliendo a las sedes regionales para que tengan ahí ya los materiales. Como en el caso de nosotros los líderes para la educación comunitaria, padres de familia, van a las cabeceras municipales por los maestros, pues aprovechamos para que de una vez se lleven el material a las comunidades. El día 26, en el caso de los municipios más retirados, nuestras figuras salen exactamente ese día, porque por apoyo del gobierno del estado salen a las comunidades más lejanas y también ahí aprovechamos para que se lleven materiales en los autobuses. Es el caso de Topia, Canelas, Tamazula, que son los municipios más retirados”.

De acuerdo con los datos más actualizados de la SEP, los lugares donde más avance hay con la entrega de libros son Ciudad de México, Jalisco, el Estado de México y Baja California, del 87% en todos los casos.

En cambio, Nuevo León, además del mayor rezago en secundaria, también tiene el promedio más bajo en general, con solo 66.3% de libros distribuidos.

Guerrero, Durango, Coahuila, Aguascalientes y Colima le seguían en retraso, con porcentajes de entrega menores a 75%.