La ropa…¿Realmente sustentable?


Rio-Amazonas-Permanencias-Voluntarias

Bolsonaro: ¿Contra el Amazonas?


¿Están muriendo las luciérnagas?


Pesticidas y cambios en el habitat son los principales factores de la muerte del las luciérnagas.

Otro factor es la contaminación lumínicas según investigadores.

Más de dos mil especies de luciérnagas, que son, de hecho, escarabajos, iluminan humedales, pantanos, praderas, bosques y parques urbanos en todo el mundo se encuentran en peligros. Algunos, como el Big Dipper (Photinus pyralis) en los Estados Unidos, parecen estar floreciendo.

«Esos tipos pueden sobrevivir prácticamente en cualquier lugar», dijo Sara Lewis, bióloga de la Universidad de Tufts en Massachusetts y autora principal del estudio, según una encuesta de docenas de expertos en luciérnagas.

Pero otras variedades, desde los gusanos luminosos del sur de Inglaterra hasta las luciérnagas sincrónicas de Malasia y el fantasma azul de los Apalaches, que atraen a los turistas, se están extinguiendo por la huella ecológica en constante expansión de la humanidad.

Imagen: Getty

El estudio resalta que la pérdida de hábitat es la amenaza más crítica para la supervivencia de la luciérnaga en la mayoría de las regiones geoográficas, seguida de la contaminación lumínica y el uso de pesticidas.

Muchas especies de vida silvestre están disminuyendo porque su hábitat se está reduciendo», dijo Lewis, «así que no fue una gran sorpresa que la pérdida de hábitat se considerara la mayor amenaza.”

Agregó: “Algunas luciérnagas son golpeadas especialmente cuando desaparece su hábitat porque necesitan condiciones especiales para completar su ciclo de vida. Por ejemplo, una luciérnaga de Malasia [Pteroptyx tener], famosa por sus pantallas de flash sincronizadas, es especialista en manglares «.

Investigaciones anteriores han revelado disminuciones drásticas en esta especie luego de la conversión de su hábitat de manglar a plantaciones de aceite de palma y granjas acuícolas.

Otro resultado que arrojó el estudio es que, a nivel mundial, la contaminación lumínica es considerada la segunda amenaza más grave para las luciérnagas.

La luz artificial en la noche ha crecido exponencialmente durante el siglo pasado.

«Además de interrumpir los biorritmos naturales, incluido el nuestro, la contaminación lumínica realmente arruina los rituales de apareamiento de las luciérnagas», explicó Avalon Owens, Ph.D. candidato en biología en Tufts y coautor del estudio.

Bolsas-Plastico-Permanencias-Voluntarias

México y el plástico: El reto del 2020


Bolsas-Plastico-Permanencias-Voluntarias

Ley de Bolsas de plástico…¿en contra de la ecología?


Texto original: Arturo Ordaz Díaz

La ley sobre prohibición de uso de bolsas de plástico que entró en vigor el pasado 1 de enero en la Ciudad de México fue un buen inicio en materia ambiental, sin embargo al permitir los artículos compostables fomenta la basura ecológica, explicó Miguel Rivas, coordinador de la campaña Plásticos de Greenpeace México.

Desde el primer día de 2020 quedó prohibida la “comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico al consumidor, en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son compostables. En el caso de las cápsulas de café de un solo será a partir del 1 enero de 2021″, de acuerdo con la legislación capitalina.

Esta medida ayuda a la vida de los rellenos sanitarios, recude los tiraderos clandestinos y a que haya menos plásticos en la naturaleza, explicó el experto, sin embargo es preocupante que se permita este tipo de plástico porque la descomposición de estos productos no ocurre de manera casera, sino que que se necesita un proceso industrial.

“(Este proceso) requiere de cierta temperatura y presión, que equivale más a un tipo de composta industrial. Estas compostadoras industriales no existen, no se han construido una y necesitan de tiempo”, refirió el doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Por lo tanto, el tiempo que permanezcan este tipo de bolsas en el ambiente será “basura ecológica”, igual que el plástico, por lo que la problemática continuará. Aunque esta denominación hace que el consumidor se sienta más cómodo y lo hace pensar que es responsable con el medio ambiente, entabló.

Biodegradable no, compostable sí

La legislación prohíbe las bolsas de plástico biodegradables, pero las compostables estarán exentas de esto, confirmó la titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, Marina Robles García en un comunicado.

El documento legal define compostable como un “material susceptible a biodegradarse como mínimo al 90 por ciento en 6 meses, si es sometido a un ambiente rico de dióxido de carbono o en contacto con materiales orgánicos, al cabo de 3 meses la masa del material debe estar constituida como mínimo por el 90% de fragmentos de dimensiones inferiores a 2 milímetros”.

En términos más sencillos, las bolsas compostables significa que se puede hacer composta con ellas, explicó Miguel Rivas, es decir aquel conjunto de materiales orgánicos que se pueden utilizar como abono, aunque insistió que el resultado de estos los materiales biodegradables no son compatibles con dicho material orgánico.

Biodegradable es un término “muy manoseado” en materia legislativa; lo que significa es que el artículo pierde sus característica o forma original. Aunque en el caso de los productos oxo biodegradables, aún cuando son fragmentados, el contaminante persiste, abundó el representante de Greenpeace.

¿Bolsas ecológicas?

No se puede comparar una bolsa de plástico tradicional con una de las ecológicas que venden en los supermercados, ya que si se equipara la huella ambiental de cada una, el plástico sería el “ganador” por ser “reciclable”, por tanto deben de debe confrontar el número de usos que se le da.

El impacto ecológico de las famosas bolsas verdes es mayor que el de una hecha de plástico, aunque la de algodón tendría utilizarse más de 131 veces para compensar el daño al ambiente por su creación, pero muchas de las comercializadas son de muy mala calidad, acusó el experto.

Todo esto es proceso cultural, por lo que invitó a la población a “dar un paso más allá”, a utilizar recipientes para guardar los alimentos comprados, así como no generar resistencia por este cambio y ver por los beneficios que traerá consigo.

“El plástico fue acostumbrado a ser un servicio al cliente, que incluso lo exigen, son actitudes que esperemos que cambien”, refirió.

¿Y los empacados?

Autoridades de la Sedema confirmaron que se permitirá seguir utilizando productos de plástico en el embalaje o cuando haya contacto con alimentos, por cuestión de higiene, lo cual es contraproducente, según indicó Miguel Rivas.

Insistió en que se necesita tanto una legislación en la materia a nivel nacional como un cambio en el sistema de producción de consumo, así como un mayor compromiso de la industria a reducir los niveles de plástico en sus productos.

En el caso de la Central de Abastos de la Ciudad de México (CEDA), la autoridad ambiental capitalina explicó a los comerciantes que podrán utilizar bolsas de plástico cuando esté la sanidad de por medio, aunque los invitaron a usar opciones como cartón, papel o material reciclable, de acuerdo con un comunicado de la mayorista.

Los vendedores expusieron casos donde los productos de cosecha de grandes cantidades llegan en plásticos y son comercializados de esa manera a los tianguis, mercados y tiendas de autoservicio, a lo que la Sedema explicó que están exentos de la norma, aunque insistió en encontrar opciones de embalaje, explicó la CEDA.

¿Qué estados han prohibido bolsas en México?


“Prohibir plásticos impactará al empleo en México”: CANACO


La disposición que prohíbe el uso de bolsas de plásticos de un solo uso impactará a 50 mil empleos, dijo este martes Nathan Poplawsky Berry, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco CDMX).

«La industria del plástico en la CDMX representa el 2.6 por ciento del PIB del sector de la manufactura. Son 4 mil empresas las que se dedican al plástico y esto va a impactar de manera directa a 50 mil empleos. Se hubiera hecho de forma gradual», apuntó.

Dicha prohibición, aunado a mayores impuestos, están entre los principales factores de impacto para las expectativas de ventas del sector comercio, servicios y turismo capitalino.

El comercio organizado de la Ciudad de México espera una desaceleración en sus ventas durante 2020, con un repunte de 1.5 por ciento comparado con el 4.5 por ciento que tuvo en 2019.

«Aún no hay certeza sobre el efecto que tendrá el alza al salario mínimo, pensamos que sí se puede absorber por las empresas pero no hay certeza, hasta pasado el primer trimestre del año, podremos darnos cuenta» dijo el presidente de la Canaco en conferencia de prensa.

Las nuevas disposiciones que entraron en vigor con el inicio del año tendrán un impacto en el desarrollo operativo del sector, advirtió el líder empresarial.

Además, destacó que el cumplimiento de la nueva ley de Etiquetado, tendrá un costo mínimo estimado de 5 mil millones de pesos, cifra que fue lo que les costó en 2015 adecuarse a la norma de ese año.

«Al menos 25 mil micro y pequeñas empresas se verán impactadas por el nuevo etiquetado», refirió al señalar que la medida no cumplirá el objetivo de reducir los niveles de obesidad entre la población.

Fuente: El Financiero