Iphone se divorcia de Qualcomm


El salto de Apple hacia un módem 5G propio tampoco ocurrirá con el lanzamiento del iPhone 15, en 2023. Así, al menos, lo asegura Qualcomm, que el próximo año seguirá proveyendo dicho componente a la “vasta mayoría” de los móviles de la manzana. Sin dudas, un dato que llama la atención, considerando que desde hace tiempo se especula con que los de Cupertino hagan este cambio.

En la presentación de sus resultados financieros del último trimestre, Qualcomm comentó que en 2023 seguirá entregando a Apple tantos módems 5G como en la actualidad. Algo no menor, considerando que la propia compañía esperaba proveer apenas un 20% de los chips que se utilizarían en el iPhone 15.

Así las cosas, la próxima generación de móviles de la firma californiana seguiría sin poder dar el siguiente paso para cortar la dependencia de componentes diseñados por terceros. Si se confirma, Apple continuará vinculada a uno de sus principales “amigo-enemigo” al menos por un año más. No olvidemos que Qualcomm y los de Cupertino protagonizaron una feroz batalla legal por patentes entre 2017 y 2019, y fue a partir de allí que estos últimos comenzaron a trabajar en su propio módem celular para el iPhone.

Desde entonces, se dijo varias veces que serían los modelos 2023 —los iPhone 15, al fin y al cabo— los que verían la primera generación del nuevo componente desarrollado por Apple. No obstante, este año habrían aparecido problemas de sobrecalentamiento en los primeros prototipos que se han probado, lo que impediría su implementación antes de 2024.

Qualcomm | Snapdragon 8 Gen 2 | iPhone 15

Es lógico que el desarrollo de componentes complejos como los chips de conexión celular traiga aparejados contratiempos. Desde que Apple compró la división de módems de Intel en 2019, los rumores apuntaban a que el uso de una nueva pieza de hardware propia en el iPhone se daría a partir de 2022. No obstante, eso no ocurrió. Y por como viene la cosa, tampoco sucederá con los iPhone 15 de 2023.

A fines del año pasado se conoció que los de Cupertino habían delegado la fabricación de sus nuevos módems 5G a TSMC. La idea de Apple es aprovechar la tecnología de 4 nanómetros del gigante taiwanés, aunque las pruebas iniciales se hicieron con componentes de 5 nanómetros. Por entonces, también se mencionó que la intención de Tim Cook y compañía era comenzar la producción masiva de los módems 5G en 2023, justo a tiempo para el iPhone 15. Pero los problemas detectados en los prototipos habrían cambiado el panorama por completo.

Qualcomm ahora dice que espera que su caudal de ingresos de Apple sea mínimo desde el año fiscal 2025. Algo que, si bien ratifica sus proyecciones de 2019, gana más fuerza con el retraso del arribo del módem 5G de los de la manzana.

Por supuesto, nada está escrito en piedra y este tipo de informaciones se deben tomar siempre con pinzas. Además, independientemente de lo que suceda con los iPhone 15 o 16 en materia de hardware, no hay que olvidar que los modelos previos del móvil seguirán a la venta por un tiempo más. Y aún no está claro si podrían sufrir “revisiones” en la línea de producción para actualizar sus componentes y eliminar a Qualcomm de la ecuación.

Texto original: Hipertextual

Un comentario en “Iphone se divorcia de Qualcomm

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.