Ayotzinapa, 7 años de vivir de la tragedia


Por Enrique Muñoz (El Heraldo de México)

Como bola de nieve crece el rechazo de la opinión pública, la comunidad científica, premios nacionales de ciencias y artes, rectores universitarios como Enrique Graue de la UNAM, la Universidad Iberoamericana y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera Santiago Nieto, entre otros, ante el despropósito del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, de meter al penal del Altiplano a 31 científicos e investigadores de la trayectoria de Enrique Cabrero, ex director de Conacyt; Julia Tagüeña Parga, quien fue coordinadora general del Foro Consultivo Científico, o Luis Mier y Terán Casanueva ex director adjunto de planeación del Conacyt, por citar sólo algunos. Contrario al trato obsequioso que han recibido de la FGR el Chapito Guzmán, Emilio Lozoya o Salvador Cienfuegos, salvados de ir a la cárcel, sin huachicoleros, autores de la Estafa Maestra o corruptos del aeropuerto de Texcoco sometidos a proceso por sus delitos, los 31 científicos están acusados por Gertz Manero de delincuencia organizada y operación con recursos de procedencia ilícita. Sin embargo, esa persecución huele más bien a venganza por las críticas que la comunidad científica hizo al fiscal cuando la titular de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, lo admitió en el Sistema Nacional de Investigadores, del que fue rechazado durante 10 años por carecer de méritos. 

Álvarez-Buylla tiró la piedra y ahora esconde la mano: dice que ella no ha denunciado a nadie y “no sé de qué me hablas”, cuando los reporteros le preguntan por qué la institución que dirige denunció a los científicos por peculado y uso indebido de atribuciones y facultades. El interés de Gertz por llevar tras las rejas a los investigadores que lo critican ha recibido ya dos rechazos de los jueces y va por un tercer intento(!). El uso de la FGR como instrumento de sus venganzas asoma también en la persecución contra la exmujer de su hermano, Laura Morán, a quien acusa de haber matado a su consanguíneo, y a cuya hija, Alejandra Cuevas Morán, logró poner tras las rejas hace más de un año. En este caso, la familia de la viuda de Federico Gertz ha pedido a la UIF que investigue al Fiscal por cuantiosos depósitos, presuntamente ilícitos, en paraísos fiscales.

*Hoy lunes se cumplen siete años de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, cuatro de esos años con investigaciones a cargo de la administración de Enrique Peña Nieto y tres a cargo de la de Andrés Manuel López Obrador, y la novedad es que no hay novedad.

Los jóvenes siguen desaparecidos, los estudios forenses en Innsbruck han identificado los restos de dos de ellos, el abogado de los padres de los jóvenes asegura que 25 estudiantes fueron ingresados al cuartel del batallón de infantería de la 27 zona militar, y que esa línea no ha sido investigada. 

Los numerosos informes, comunicados, conferencias de prensa, reuniones con presidentes y funcionarios, recorridos de campo, viajes e investigaciones, llevan a la misma realidad: los jóvenes no aparecerán, pero la tragedia sigue siendo bandera de varios vivos que con ella han hecho su modus vivendi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .